Cumplesemana: Semana 36

la foto (11)

Tiempo de embarazo: 36 semanas

Peso: 58 kilos (he cogido 8 en lo que va de embarazo).

Molestias: Muchas. Me siento muy fatigada, me cuesta respirar, caminar, hablar… El peque estira las piernas hacia mis costillas que da gusto, y saca el culete hacia afuera de manera que se me apepina la tripa y me tira. ¡La madre que le va a parir! Me tira también por la zona de la ingle. A veces me quedo atascada mientras camino (esto creo que ya lo he contado).

Cómo duermo: He incorporado 300 cojines a la cama y Gafapapá ha tenido que trasladarse temporalmente a otra cama que tenemos más pequeña. Esto nos favorece a los dos. A él porque venía arrastrando mucho sueño y cansancio ya que se despertaba con cada vuelta mía (imaginad un elefante girándose). A mí porque me puedo mover sin cargo de conciencia y rodeada de cojines.

Cómo va el bebé: Esta semana hemos visto al anestesista y también hemos tenido la última visita con la ginecóloga. El anestesista me hizo un electro y revisó mis análisis de sangre del tercer trimestre. También me dejó el consentimiento para firmar y un par de documentos sobre la anestesia epidural. La gine nos dio buenas noticias. ¡Nuestro bollito está boca abajo! Era una de las cosas que temía en esta visita, ya que hasta ahora el nene seguía de nalgas. Pero ya está en posiciones! Eso sí, tiene un lío de pies y manos que no entendería ni el mejor contorsionista. El peque está bien, mi placenta también, tiene líquido amniótico suficiente y pesa unos 2,8 kilos. La gine nos dijo que seguramente nazca en torno a los 3,300, que no está nada mal. Yo creo que nací con 3,500 (en la semana 38) y su padre tiene pinta de lo mismo o más (por alguna foto que he visto), así que a ver cómo nos sale la criatura.

Compras/regalos/avances logísticos: Esta semana nos ha cundido una barbaridad. Hemos hecho las bolsas del hospital para los 3: la bolsa de la foto para bollito, una maletita para mí y una mochila para Gafapapá. Nos ha dado mucha impresión hacerlas… piensas en que cuando necesites coger lo que has guardado YA estarás viviendo ese GRAN momento… ains.

¿Qué he metido en la bolsa del bebé?

  • 5 pijamas
  • 5 conjuntos compuestos por body + pantalón + calcetinitos
  • 3 pares de manoplas
  • 3 gorritos
  • 1 arrullo
  • Toallitas húmedas Dodot Sensitive
  • Panañes Dodot Sensitive (el hospital nos da pañales, peor he metido unos pocos por si acaso)
  • 1 capa de baño
  • 5 baberos
  • 1 bolsa para meter ropa sucia
  • 3 paños para babitas
  • 1 cepillo suave

Siguiendo el (buen) consejo de Mamamedusi, he metido cada cosa en una bolsita transparente con un cartel especificando lo que contiene, de manera que si no soy yo la que le vista, el que sea pueda localizar fácilmente las cosas. Es una fricada, lo sé. Así es mi hermana, al más puro estilo Mónica Geller.

¿Qué he metido en mi maleta?

  • 3 camisones con botones por delante
  • 1 bata finita
  • Zapatillas
  • Ropa interior desechable
  • Ropa interior “normal”
  • Compresas de algodón
  • Discos protectores de pezón desechables
  • 3 Sujetadores de lactancia
  • Bolsa para meter ropa sucia
  • Unos cuantos pares de calcetines
  • Ropa para salir del hospital: leggins de premamá y camiseta
  • 1 abanico
  • Entretenimiento: Kindle + música
  • Carpeta con toda la documentación y pruebas médicas
  • Neceser: Champú, suavizante, gel, crema de cuerpo, crema de cara, colonia, cepillo de dientes, pasta de dientes, crema de manos, vaselina para labios, peine, maquillaje.

¿Y Gafapapá, qué lleva?

  • 5 mudas
  • Unos cuantos pares de calcetines
  • Camisetas de manga larga y manga corta
  • Neceser
  • Bolsa para ropa sucia
  • Mucha paciencia 🙂

Además de las bolsas para el hospital, Gafapapá ha montado la minicuna y la cuna grande. Y ahora mismo está colocando esta silla de Bébéconfort del grupo 0 y 1 en el coche.

Además, hemos colocado unos vinilos preciosos en la habitación del peque, son de Decohappy y quedan geniales!

VINILO-TREN-ESTRECHO-WEB-grande-240x240

Y poco más que añadir. Que ya va quedando menos y mi cuerpo lo nota. Será raro no tener a mi bollito dentro, pero será precioso mordisquearle desde fuera:)

 

Anuncios

Cumplesemana: Semana 32

Tiempo de embarazo: 32 semanas…..

 

giphy

 

Pero… ¿qué está pasando? Madre mía, podría decir que no me estoy enterando casi del embarazo. ¡Se me están pasando las semanas a toda máquina! En fin, me han dicho varias veces que el último mes es el que se hace más largo… veremos qué ocurre más adelante, pero de momento no tengo la sensación de estar atrapada en el tiempo.

Peso: ¿Es posible que haya perdido algo de peso? 58 kg esta mañana y 102 cm. de contorno de barriga.

Ropa que utilizo: Maternidad de Asos, H&M, herencia de mi hermana, cosas mías de “normal” que no me importa que cedan.

Cómo duermo: os vengo contando desde hace unas semanas que duermo poco y mal. Bueno, pues ¡esto ha cambiado! Oleee, vivaaaaa! No duermo 100% del tirón, pero duermo más cómoda y más horas seguidas. ¿Por qué? Pues me obligo a cenar pronto (como muy tarde ceno a las 21:30), esto me permite hacer más digestión antes de meterme en la cama. Además, espero a tener sueño de verdad y no me meto pensando en que TENGO que dormir, que es cuando das vueltas una y otra vez y no pegas ojo. Total, que llego ya a la cama sobada perdida  con bastante sueño. A esto hay que añadirle que he sacado el cojín de maternidad de la cama y lo he sustituido por 2 cojines más pequeños y, sobre todo, más finos. Últimamente me estaba molestando la altura del cojín de Jané y no sabía ya cómo ponérmelo. Ahora, me pongo un par de cojines alargados y blandos a cada lado: uno en la espalda (para evitar girarme y mantener la postura de lado) y otro debajo de la barriga (para que quede bien sujeta). Y otra cosa más: hemos quitado ya el nórdico y dormirmos con un edredón más liviano. Sin el peso del nórdico (el nuestro pesaba lo suyo) estoy más ligera.

Compras: Nosotros ninguna. Mis padres ya me han comprado la bolsa que llevaremos al hospital, jijijiji 🙂

Humor: Creo que muy bueno. Tengo ya muchas ganas de ver a nuestro bollito. Este viernes tenemos ginecólogo y ya nos toca la eco del tercer trimestre, así que estamos ansiosos por verle. En mi gine solemos verle en eco normal y luego nos ponen un ratito de 4D. Ahora, que se supone que el bebé está cogiendo más grasa y más peso, estará más formado así que tengo mucha pero mucha curiosidad por verle la carita 🙂

Además, el porcentaje de miedo que tengo respecto al parto está perdiendo fuerza respecto al porcentaje de ganas que me están entrando. No sé cómo saldrá; no sé si tendré un parto bueno o malo, ni cómo será mi recuperación. Pero la verdad es que ya tengo ganas de enfrentarme a ese momento. Como cuando estudias mucho para un examen y dices: “venga, lo quiero hacer ya y me lo quito de encima”. Pues más o menos así.

Lo mejor de esta semana: Ser conscientes de lo poco que va quedando. Ya está toda su ropita lavada y planchada y es todo tan raro… ver esas prendas diminutas colgadas del tendedero es surrealista. Y lo mejor es que en unos meses será algo tan cotidiano que solo pensar esto me arranca una sonrisa.

ropita

Qué echo de menos: Agacharme y levantarme sin marearme, atarme los cordones de las zapatillas, levantarme de la cama sin parecer un dinosaurio, el tinto de verano con chorrito de Martini…

Antojos: Ayer, durante la comida con mis compañeras de trabajo, nos pusimos a hablar de bollos (¿recordáis los triángulos de chocolate, los pepitos de azúcar y chocolate y los cuernos de chocolate?) y mi amiga Claudia y yo (ambas preñatis) no tuvimos más remedio que ir a ver si seguían en venta. No tenían, pero unas cuantas palmeritas de chocolate nos solucionaron el antojo.

Movimientos del bebé: Nuestro nene sigue con su flamenco, su kárate y sus volteretas. Se le nota un montón, incluso desde fuera, sin necesidad de tocarme la barriga. A veces solo tienes que mirarme la tripa y verás cómo se mueve como si hubiera un alien dentro deseando salir. Noto también muchos movimientos en la parte más baja, en la pelvis. No sé qué habrá encontrado por allí, ¿la salida? ¡Quieeeto!

 

Cumplesemana: Semana 26

Tiempo de embarazo: 26 semanas.

Peso: 57 Kg. (Llevo ganados unos 7 kilos en total).

Qué ropa estoy utilizando: La misma que en la semana 25. Además, me he comprado en ASOS varias camisetas de la colección Maternity que me encantan!! Dos en manga corta y una de manga larga muy ponibles y modernas. ¡Basta ya de ver cosas oscuras y feas para mujeres tan bellas como nosotras!

asos

Cómo duermo: Sigo con mi cojín de maternidad 4 etapas de Jané y he incorporado una almohada más bajo mi cabeza, porque me ahogo un poco al estar completamente tumbada… Estoy teniendo algunas pesadillas y sueños raros relacionados con la maternidad y con mi bebé. El otro día soñé que paría a una especie de anguila con dientes afilados y todo el mundo me decía que por qué me extrañaba, que así era la maternidad!!! Y yo flipando, claro, porque nadie me había dicho que el bebé, antes de ser esa cosita rosada y preciosa, era una anguila con dientes!!!

Ombligo hacia adentro o hacia afuera: Pues prácticamente está hacia afuera. La barriguita me ha crecido un poquito (me mide 98 cm de contorno) y la noto más tirante y más llena.

Humor: Bueno en general. Irritable en las últimas horas. ¿Por qué? Por la tortilla de hormonas, supongo. Me agobio con cosas y me sale enfadarme. Pero al rato pienso que es por lo que es y trato de relativizar. ¿Esto es normal, no? No me gusta estar irritable.

Lo mejor de esta semana: Estar mirando guarderías. A ver, por un lado esto me “estresa” un poco, pero en realidad me encanta estar ya en este punto porque significa que queda menos para ver, morder, besuquear y achuchar a nuestro bollito. La parte menos bonita de esto es que con unos 4 mesecillos le vamos a tener que dejar en una guarde… pero es lo que hay. Ojalá no fuera así, pero otra cosa no podemos hacer. Además, seguro que va a estar bien cuidado y bien rodeado de otros nenes y nenas como él.

Compras: Las camisetas de Asos.

Qué echo de menos: Sigo echando en falta las hamburguesas al punto. También echo de menos la flexibilidad que tenía sin tripa, jajaja! me agachaba y tocaba los pies sin esfuerzo y ahora parezco un pato mareao!

Movimientos del bebé: ¡Un montón! Además, he leído que en este momento del embarazo, el bebé ya puede abrir sus ojos y puede reaccionar ante la luz que le llegue de fuera, así como a algunos sonidos. Me gusta cuando a veces reacciona y le noto. El otro día pasó mientras me duchaba nada más levantarme. Imagino que de repente la luz y el sonido del agua le despertarían, y me dio unas pocas pataditas de “buenos días” 🙂

pasta

Antojos: Creo que esta semana no he tenido ganas especiales por algo concreto.  El que quiera comer pasta a todas horas no lo considero un antojo porque ya me pasaba antes de estar embarazada. ¡Me encanta la pasta!

No olvidar: Que si me levanto de mal café, se puede solucionar con una sonrisa.

 

Cumplesemana: Semana 25

birthday-cake-2-1200968-m

Tiempo de embarazo: 25 semanas

Peso: 55Kg. He engordado unos 5 desde el inicio del embarazo.

Qué ropa estoy utilizando: Ropa de premamá prestada por Mamamedusi y otras prendas compradas en H&M y en El Corte Inglés mezclada con cosas mías de no-embarazada.  Como mejor estoy es en pijama, para qué os voy a engañar. Pero así solo puedo estar en casa, evidentemente. Llevo una talla más de lo que me corresponde y tan a gusto. Me empiezo a notar el calzado un pelín ajustado.

Cómo duermo: Regulín. Llevo unos días con pesadillas tontas, algunas relacionadas con la maternidad, otras no. Supongo que es normal y espero que se pasen pronto. Utilizo el cojín de maternal 4 etapas de Jané y me va muy bien. Si alguna duda sobre si comprar o no un cojín maternal, deciros que a mí me ha ayudado a estar más cómoda en la cama. Me resulta más fácil dormir de lado, ya que antes estaba acostumbrada a dormir boca abajo. A Gafapapá no le convencía tanto al principio, porque el cojín abulta como uno más. Pero bueno, serán solo unos meses 🙂

Cómo me encuentro: Me encuentro bastante bien en general, aunque ya empiezo a notar cansancio por las mañanas. Me está empezando a costar un poco eso de levantarme, meterme en el metro…

Ombligo hacia adentro o hacia afuera: Tengo una cosa rara que antes llamaba ombligo. Ahora no sé lo que es y ¡cada día está de una manera! Creo que no ha llegado a salir del todo, pero está en ello, jajaja! Me parto con mi ombligo.

Humor: Me río bastante de chorradas bien gordas. Esto ya me pasaba incluso antes del embarazo, pero ahora creo que me ocurre con mayor frecuencia y con chorradas más monumentales.

Lo mejor de esta semana: ¡Me encanta mirarme la tripa y ver cómo se mueve!

Compras: Hemos pasado un agradable sábado en IKEA comprando muebles para almacenar cosas que estaban guardadas en la futura habitación del bebé y aún nos quedan cosas pendientes! Siento que el síndrome del nido se apodera de mí cada día más y más.

Qué echo de menos: Echo de menos las hamburguesas “al punto”.

Foto de Con el Morro Fino

Movimientos del bebé: Muchos. Todos. Constantes. No sé qué leches hay ahí dentro, pero mi bebé lo está destrozando a patadas.

Antojos: No creo que tenga. Me gusta comer en general. Lo que sí veo es que gasto los botes de mayonesa como si fueran de agua. ¡Le echo mayonesa a casi todo!

No olvidar: La sensación de sus pataditas, lo bien que me cuida Gafapapá y las veces que sonrío a lo largo del día.

El embarazo: Cambios en el segundo trimestre

3842469978_1813e139b0_nEstoy de 23 semanas, lo que quiere decir en pleno ecuador del 2º trimestre del embarazo (nuestros amigos de inatal tienen un gráfico chuli pero chuli. Podéis verlo aquí).

¿Qué me está pasando en este momento del embarazo? Pues algunos síntomas del primer trimestre se han suavizado mucho e incluso han desaparecido. Por ejemplo, no tengo ninguna náusea, nada, cero patatero. Me encuentro muy bien en este sentido. Tengo mucho apetito y no hay muchas cosas que me den grima, excepto los yogures naturales cuyo olor me echa un poco para atrás. Pero veámoslo en detalle:

Piel: Ya no la tengo TAN grasa y granosa como en las primeras semanas del embarazo. De hecho hay días que hasta la noto tirante. Me estoy lavando con un jabón que no abandonaré en la vida. Me lo recomendaron en la parafarmacia de El Corte Inglés y oye, mano de santo. Es un jabón a base de Aloe Vera de laboratorios Grisi y va muy bien para la piel grasa. La regula y a la vez la hidrata. Después utilizo el agua termal de Avene y la crema hidratante Hydrance Optimale para pieles mixtas, también de Avene.

Hinchazón: Pues aquí depende un poco del día. ¿Que me he puesto fina con la comida? Ese día soy Falete en persona. ¿Que llevo un tiempo sin visitar al señor Roca? Falete de nuevo. Pero, en general, no me siento tan hinchada como al principio. Eso sí, la tripa va creciendo y esto hace que algunos movimientos que yo antes hacía tan alegremente, ahora me cuesten un riñón: abrocharme los zapatos, recoger algo que se me ha caído del suelo, sacudirme el pelo tras la ducha cual cantante de metal…

Olvidos: Perdón, ¿qué estaba haciendo aquí?… ¡Ah! sí, escribir una entrada nueva… Con esto os lo digo todo.

Torpeza: Ídem. A veces pienso por qué tengo dos brazos, si con uno siempre me cargo algo…

Y hay más.

Emociones: Lloro con muchas cosas. Lloro con casi todo. La tele me hace llorar mucho: un anuncio medio tierno, la imagen de cualquier bebé, reposiciones del ‘Sorpresa sorpresa’ de los 90…

Movimientos del bebé: Los empecé a notar en la semana 18 aproximadamente. Al princpio eran como pequeñas pompitas que solo sentía yo. Ahora son patadas. Patadas, codazos, giros y vete tú a saber qué más está haciendo la criatura en mis entrañas. Y ahora también lo puede notar Gafapapá si pone su mano encima. Además, hay veces que sin tocarme, vemos cómo se menea en nene. ¡Es impresionante! Vemos cómo se abulta la tripa con cada patada, y ahora también puedo sentir el movimiento que precede a esa patada.

Dormir: En el primer trimestre me dormía por todas partes. Tenía un sueño horrible a cualquier hora del día. Ahora tengo sueño en la sobremesa y después de cenar. Sobre el cómo duermo, pues ese es otro tema. He pasado un catarro descomunal con una tos del infierno que no me (nos) ha dejado pegar ojo en unas 3 noches seguidas. Probamos con todo: cebolla en la mesilla, infusiones de limón con miel, gárgaras con agua y sal, dormir prácticamente sentada… pero nada. Al final, la gine me dijo que podía tomar Bisolvón antitusivo, sólo 1 dosis y por las noches. Creo que eso me alivio bastante. Ahora, ya estoy mejor y he vuelto a dormir cual oso polar.

Ejercicio: Procuramos caminar un poco. No cumplo lo de los 30 minutos TODOS los días, pero procuro moverme y hacer lo que puedo. A diario, salgo a andar después de comer con una compañera de trabajo que también está embarazada. Es un paseíto breve, de unos 15-20 minutos. Pero nos viene de maravilla. Lo justo para mover las piernas y evitar que se los desplome la cabeza sobre el teclado. Algunas tardes, cuando llego a casa, Gafapapá me obliga anima a salir a caminar y, cuando salimos, estamos un mínimo de 30 minutos. Además, ¡me he apuntado a pilates para embarazadas! Voy también con mi amiga del trabajo y con otra amiga más. Total, 3 futuras mamis con sus barriguitas y sus sonrisas haciendo estiramientos, respiraciones, ejercitando su suelo pélvico como si no hubiera un mañana con la esperanza de no sufrir incontinencia posparto. Ya os hablaré más sobre estas clases.

Así que estas son las cositas que me están pasando ahora en pleno 2º trimeste. No sé qué me deparará el 3º, pero ya voy teniendo muchas ganitas de ver la carita de nuestro bebé 🙂