¡9 meses!

Han pasado ya 9 meses y casi no he escrito sobre la evolución del bebé, ni la mía propia. Sí quería certificar algunas cosas:

-Se disfruta mucho más el bebé a partir de 6 meses. No sólo es más interactivo sino que resulta más sencillo cogerle, bañarle, etc. Para mí al menos, es mejor desde que parece menos frágil y más “hecho”.
Padres recientes: aguantad. No diré que todas las noches son buenas, pero hay un horizonte de noches casi del tirón esperándoos. Pueden ser esporádicas y puede haber otras noches horribles pero, si lees esto en tu fase de dormir 3, 2, 1 o ninguna hora, piensa en 6-7 de una sola vez. Oh yeah.
-Si podéis, no hagáis caso y no iniciéis la alimentación con sólidos. Nunca. Es una trampa. Si no sabes a qué me refiero, aún no has cambiado un pañal digno de ese nombre.
-Tenemos que hacer un post de compras tontas y compras útiles. Por ahora un spoiler: compra un nebulizador, uno barato servirá. Puede evitar que mocos deriven en bronquiolitis o hacer que pase más leve.
-Cada mes cambia tanto que sí, aprovecha y disfruta cada noche, cada baño, cada pedorreta. El mes que viene hará otras cosas o de otro modo pero el día de hoy no lo volverás a tener.
-No te enfades si dice todas las sílabas menos la “pa” de papá. Bollito en concreto se ríe de la palabra “papá” cuando se la dices. Si tu bebé hace lo mismo, mira el lado positivo: así ya te vas mentalizando de tu papel en la película.
-Ahora ya, desde los 8 aproximadamente, Bollito ya ayuda más a que lo vistan. Ya pasa los brazos por las mangas casi solo. No es que vestirle sea rápido para papi, pero ya no es taaaan lento.

No quiero olvidarme de los ratos compartiendo cama al amanecer, ni de su forma de intentar gatear sin conseguirlo, ni de cómo sonríe ya al verme (casi siempre). Lo que más me sorprende es lo claras que se ven sus preferencias: qué juguetes le gustan más o qué juego no le apetece ahora. Para ser tan enano, verle gustos tan definidos parece fuera de lugar. Pero es muy divertido.

Por supuesto que también es bonito antes de 6 meses, pero a partir de esa edad es menos muñeco y más personita.

Papilla de verduras

Tiempo invertido: 50′
Cantidad ingerida: 210 ml aprox

Balance de bajas:
2 sevilletas de papel
3 tissues
3 gasas estériles
3 unidosis de suero
1 toallita

Para lavar o fregar:
Babero
Body
Plato de plástico para niño pero no apto para microondas
Plato apto para calentar puré en microondas
2 cucharas
Cazo

No os engañéis: sale más barato llevarlo al burguer.

Bebés y bilingüismo: ¿lo conseguiremos?

Como ser padre primerizo no es suficiente marr… reto, vengo con un añadido: quiero “contagiarle” el bilingüismo al niño.

Me explico: yo aprendí de niño tanto francés como español. Creo que es el mayor regalo que se puede hacer a alguien porque te ves con 7 años hablando dos idiomas con acento perfecto… y sin esfuerzo. Y además dicen que ayuda a aprender más idiomas. Yo no lo sé porque no puedo compararme con lo que yo hubiera sido sin ser bilingüe. Pero es cierto que ahora me expreso en inglés cuando es necesario.

Pero, ¿cómo traspasar todo eso al niño? Tengo que decir que fue casi la única cosa con la que decidí ponerme serio en la fase de embarazo. Tenía que saber lo suficiente sobre este aspecto antes de que naciera. Pero, ¿cómo?

By MPD01605 (Flickr)

By MPD01605 (Flickr)

Y es por cosas así por lo que me encanta Internet. Imaginad tener una duda como la mía, estar intentando trazar un plan, y contar con la ayuda de lingüistas de la Universidad de Leeds (Reino Unido), la de Hamburgo (Alemania), la de Suráfrica y la de Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (México), además de una lingüista y madre de niños multilingües que ahora se dedica a la consultoría independiente sobre estas cuestiones. Todos ellos ofreciendo opiniones desinteresadas sobre mi caso en concreto. Bueno, lo conseguí gracias a un poco de búsqueda online, a un foro de lingüistas y a la maravillosa gente que sigue compartiendo conocimiento en la Red.

Sí tenía claro que, como no tenía mucho tiempo, libros me leería sólo uno, el que pareciera más un manual práctico para no iniciados y con ideas realistas para el día a día. Mi elección fue Be Bilingual – Practical Ideas for Multilingual Families, de Annika Bourgnone, que también mantiene una web al respecto. (Nota: no sé si existe en otros idiomas). Era justo lo que buscaba, hasta el punto de que si buscáis ese libro podréis leer la primera recomendación que jamás he escrito en Amazon. Lo merecía tanto el texto como la respuesta de la autora, que respondió amablemente a algunas de mis dudas más concretas.

Otra persona que ha sido un importante contacto y cuyo blog está lleno de información relevante es Madalena Cruz Ferreira.

Sé que son recursos buenos. No sé si nosotros conseguiremos el resultado esperado, porque obviamente el día a día de criar un bebé tiene poco que ver con un sesudo plan plasmado en la frialdad de la espera. Pero me gustaría, y es el objetivo, que él hable y entienda de nacimiento los tres idiomas en que su padre se maneja.

Por ahora, yo le hablo en francés y su madre en castellano. ¿Se hace raro? Sí: yo hacía años que no manejaba el francés a diario. Se me han olvidado algunas palabras y en ocasiones me veo buscando en Wordreference para desatascar una frase. Y eso que el niño ni me entiende ni me replica.

Varias verdades que había leído y que ahora puedo confirmar, por si hay en la sala un futuro papi con una situación parecida:

  • Sí, necesitas un plan. Criar a un bilingüe requiere compromiso, trabajo, y decisiones. No sale sobre la marcha.
  • Sí, a veces es raro. Ser consistente en usar un idioma con tu hijo incluye forzarte a hablarle en ese idioma delante de gente que no lo entiende, por ejemplo, lo cual puede ser violento. O tener que esforzarte en decir algo en la lengua A cuando te sale más natural en la B.
  • Sí, en cuanto pasan unas semanas resulta más natural de lo que esperabas. Al menos a mí me saldría muy raro hablarle a mi hijo en español. La lengua francesa se ha convertido en un territorio que compartimos.
  • Sí, también es útil para ti. Yo, por ejemplo, estoy recuperando mi nivel de francés, oxidado por años de poco uso. Sólo por hablarle en voz alta. Ni me imagino lo que me va a ayudar cuando él responda y tengamos conversaciones.

Así que si estáis pensándolo, echad un vistazo a esos recursos que os cito y ánimo. Yo, por mi parte, ya os iré contando cómo sale todo…

Papeleos

CC manoftaste.de / Flickr

La carpeta es vuestra aliada. Mejor llevar papeles de más que de menos.

Nuestro bollito ya tiene hasta el DNI y pasaporte, era lo último porque todos los papeles obligatorios y “grandes” ya se hicieron en las primeras 2-3 semanas.

Gran aplauso a la inestimable ayuda que proporciona el listado de http://www.tramitesnacimiento.com/ Te dice qué debes hacer y en qué orden. Ánimo.

Todos sus consejos parecen correctos, incluido el enlace al formulario único que permite, con un solo papel (firmado por ambos, eso sí) reclamar la prestación de Seguridad Social de padre y madre.

IMPORTANTE: Para el DNI tuvimos un problemilla que os podéis ahorrar. El certificado literal de nacimiento del registro debe indicar que esa copia en concreto se emite a los efectos de sacarse el DNI. Si no aparece, no es un detalle trivial, os harán volver otro día… Lo malo es que puede que os pase como a nosotros, que no os valga ninguno de los certificados literales que os dieron al inscribir a la criatura. Lo bueno es que al menos en el registro de Pradillo la cosa va rápida y se puede obtener ese certificado en un par de horas.

Truco: Yo no necesité ir con Gafamamá a ningún trámite. Ni con el bebé. Sólo para sacarle el DNI tuvimos que llevarlo en persona.

Truco: Oigo a muchos papás decir que hay que ir de gira por las empresas para recoger los certificados. A mí me valió con los certificados que me enviaron escaneados y que imprimí en casa (a color, eso sí). Gracias a eso lo resolví todo por mail y sin tener que pisar mi empresa ni la de Gafamamá.

Ánimo que los papeleos son un rollo pero se supera.

Aviso a navegantes: NO os caséis en Collado Villalba

AnillosPara incautos que estén pensando dónde celebrar la boda… No lo hagáis en Collado “porque casan en sábado”. Y, si lo hacéis en otro pueblo de Madrid por el mismo motivo, enteraos muy bien de cómo funciona su registro civil. Nosotros hemos tenido que pasar dos noches a la intemperie y esperar casi dos años para tener nuestro libro de familia. Nada de eso te lo dice el Ayuntamiento, que sí te cobra felizmente sus tasas por casarte, ya que no estás empadronado allí, etc.

No os engaño, nuestra boda fue maravillosa y la finca donde la hicimos también. Pero hoy me dejaría de tonterías, firmaría un miércoles (o cuando me citen) en el juzgado y no me importaría que la ceremonia “grande” con todo el mundo y el vestido, etc., fuera una representación del matrimonio y no “la firma en sí”.

Eso sí, si os casáis en Collado en el Ayuntamiento (no desplazando a concejal a finca ni nada de eso) creo que os dan el libro de familia al momento y os ahorráis un paso, pero como necesitéis cualquier otro papel del registro civil, preparaos para noches al raso y un colapso tercermundista.

Si ya os veis atrapados en una historia similar, tengo que decir que alguna orientación para salir del atolladero la conseguimos en http://fororegistrocivil.es/ donde incluso funcionarios de los propios registros resuelven dudas, y preguntando en otro registro civil (el de Pradillo, en mi caso) si uno tiene suerte de que el funcionario que le atienda se conozca bien los entresijos de cómo desbloquear madejas complicadas.

En nuestro caso todo ha terminado bien… Pero con más demora y quebraderos de cabeza de lo que era razonable. Lo dicho, tened mucho cuidado y si podéis elegid un sitio con un registro eficiente.