El león duerme cuando le dejan

Hace dos semanas en un momento de no saber cómo distraer al niño de uno de sus momentos de ‘no quiero que me cambies de ropa’, terminé en uno de esos callejones sin salida que no tienes previstos hasta que no eres padre. Desde entonces han ocurrido dos cosas: una, que tenemos un arma nueva para distraerle, que es el arranque de The lion sleeps tonight. La otra, que él ha aprendido a pedírmela a pesar de que es evidente que no llego a esos agudos y desafino como un gato agonizante. De vez en cuando, con más frecuencia de la debida, me mira y dice, muy serio: “Iiiiiiii me me”.

Y ahí vamos…

Veo que mi carrera musical va a quedar encasillada por esto. Así que cuidado con lo que intentáis para distraer a los niños.

Paradójicamente, el vídeo que cuelgo para ilustrar este post a él le hace llorar, parece que le da un miedo atroz oír la canción bien afinada y cantada por un divertido hipopótamo. Nada supera a la versión distorsionada de papi. Y yo, aunque me hago de rogar, me debo a mi público. Todos conmigo, ojo que la letra tiene miga: “Oimowe Oimowe Oimowe Oimowe Oimowe Oimowe Oimoweeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee”.

¡9 meses!

Han pasado ya 9 meses y casi no he escrito sobre la evolución del bebé, ni la mía propia. Sí quería certificar algunas cosas:

-Se disfruta mucho más el bebé a partir de 6 meses. No sólo es más interactivo sino que resulta más sencillo cogerle, bañarle, etc. Para mí al menos, es mejor desde que parece menos frágil y más “hecho”.
Padres recientes: aguantad. No diré que todas las noches son buenas, pero hay un horizonte de noches casi del tirón esperándoos. Pueden ser esporádicas y puede haber otras noches horribles pero, si lees esto en tu fase de dormir 3, 2, 1 o ninguna hora, piensa en 6-7 de una sola vez. Oh yeah.
-Si podéis, no hagáis caso y no iniciéis la alimentación con sólidos. Nunca. Es una trampa. Si no sabes a qué me refiero, aún no has cambiado un pañal digno de ese nombre.
-Tenemos que hacer un post de compras tontas y compras útiles. Por ahora un spoiler: compra un nebulizador, uno barato servirá. Puede evitar que mocos deriven en bronquiolitis o hacer que pase más leve.
-Cada mes cambia tanto que sí, aprovecha y disfruta cada noche, cada baño, cada pedorreta. El mes que viene hará otras cosas o de otro modo pero el día de hoy no lo volverás a tener.
-No te enfades si dice todas las sílabas menos la “pa” de papá. Bollito en concreto se ríe de la palabra “papá” cuando se la dices. Si tu bebé hace lo mismo, mira el lado positivo: así ya te vas mentalizando de tu papel en la película.
-Ahora ya, desde los 8 aproximadamente, Bollito ya ayuda más a que lo vistan. Ya pasa los brazos por las mangas casi solo. No es que vestirle sea rápido para papi, pero ya no es taaaan lento.

No quiero olvidarme de los ratos compartiendo cama al amanecer, ni de su forma de intentar gatear sin conseguirlo, ni de cómo sonríe ya al verme (casi siempre). Lo que más me sorprende es lo claras que se ven sus preferencias: qué juguetes le gustan más o qué juego no le apetece ahora. Para ser tan enano, verle gustos tan definidos parece fuera de lugar. Pero es muy divertido.

Por supuesto que también es bonito antes de 6 meses, pero a partir de esa edad es menos muñeco y más personita.

Papilla de verduras

Tiempo invertido: 50′
Cantidad ingerida: 210 ml aprox

Balance de bajas:
2 sevilletas de papel
3 tissues
3 gasas estériles
3 unidosis de suero
1 toallita

Para lavar o fregar:
Babero
Body
Plato de plástico para niño pero no apto para microondas
Plato apto para calentar puré en microondas
2 cucharas
Cazo

No os engañéis: sale más barato llevarlo al burguer.

Bebés y bilingüismo: ¿lo conseguiremos?

Como ser padre primerizo no es suficiente marr… reto, vengo con un añadido: quiero “contagiarle” el bilingüismo al niño.

Me explico: yo aprendí de niño tanto francés como español. Creo que es el mayor regalo que se puede hacer a alguien porque te ves con 7 años hablando dos idiomas con acento perfecto… y sin esfuerzo. Y además dicen que ayuda a aprender más idiomas. Yo no lo sé porque no puedo compararme con lo que yo hubiera sido sin ser bilingüe. Pero es cierto que ahora me expreso en inglés cuando es necesario.

Pero, ¿cómo traspasar todo eso al niño? Tengo que decir que fue casi la única cosa con la que decidí ponerme serio en la fase de embarazo. Tenía que saber lo suficiente sobre este aspecto antes de que naciera. Pero, ¿cómo?

By MPD01605 (Flickr)

By MPD01605 (Flickr)

Y es por cosas así por lo que me encanta Internet. Imaginad tener una duda como la mía, estar intentando trazar un plan, y contar con la ayuda de lingüistas de la Universidad de Leeds (Reino Unido), la de Hamburgo (Alemania), la de Suráfrica y la de Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (México), además de una lingüista y madre de niños multilingües que ahora se dedica a la consultoría independiente sobre estas cuestiones. Todos ellos ofreciendo opiniones desinteresadas sobre mi caso en concreto. Bueno, lo conseguí gracias a un poco de búsqueda online, a un foro de lingüistas y a la maravillosa gente que sigue compartiendo conocimiento en la Red.

Sí tenía claro que, como no tenía mucho tiempo, libros me leería sólo uno, el que pareciera más un manual práctico para no iniciados y con ideas realistas para el día a día. Mi elección fue Be Bilingual – Practical Ideas for Multilingual Families, de Annika Bourgnone, que también mantiene una web al respecto. (Nota: no sé si existe en otros idiomas). Era justo lo que buscaba, hasta el punto de que si buscáis ese libro podréis leer la primera recomendación que jamás he escrito en Amazon. Lo merecía tanto el texto como la respuesta de la autora, que respondió amablemente a algunas de mis dudas más concretas.

Otra persona que ha sido un importante contacto y cuyo blog está lleno de información relevante es Madalena Cruz Ferreira.

Sé que son recursos buenos. No sé si nosotros conseguiremos el resultado esperado, porque obviamente el día a día de criar un bebé tiene poco que ver con un sesudo plan plasmado en la frialdad de la espera. Pero me gustaría, y es el objetivo, que él hable y entienda de nacimiento los tres idiomas en que su padre se maneja.

Por ahora, yo le hablo en francés y su madre en castellano. ¿Se hace raro? Sí: yo hacía años que no manejaba el francés a diario. Se me han olvidado algunas palabras y en ocasiones me veo buscando en Wordreference para desatascar una frase. Y eso que el niño ni me entiende ni me replica.

Varias verdades que había leído y que ahora puedo confirmar, por si hay en la sala un futuro papi con una situación parecida:

  • Sí, necesitas un plan. Criar a un bilingüe requiere compromiso, trabajo, y decisiones. No sale sobre la marcha.
  • Sí, a veces es raro. Ser consistente en usar un idioma con tu hijo incluye forzarte a hablarle en ese idioma delante de gente que no lo entiende, por ejemplo, lo cual puede ser violento. O tener que esforzarte en decir algo en la lengua A cuando te sale más natural en la B.
  • Sí, en cuanto pasan unas semanas resulta más natural de lo que esperabas. Al menos a mí me saldría muy raro hablarle a mi hijo en español. La lengua francesa se ha convertido en un territorio que compartimos.
  • Sí, también es útil para ti. Yo, por ejemplo, estoy recuperando mi nivel de francés, oxidado por años de poco uso. Sólo por hablarle en voz alta. Ni me imagino lo que me va a ayudar cuando él responda y tengamos conversaciones.

Así que si estáis pensándolo, echad un vistazo a esos recursos que os cito y ánimo. Yo, por mi parte, ya os iré contando cómo sale todo…

Papeleos

CC manoftaste.de / Flickr

La carpeta es vuestra aliada. Mejor llevar papeles de más que de menos.

Nuestro bollito ya tiene hasta el DNI y pasaporte, era lo último porque todos los papeles obligatorios y “grandes” ya se hicieron en las primeras 2-3 semanas.

Gran aplauso a la inestimable ayuda que proporciona el listado de http://www.tramitesnacimiento.com/ Te dice qué debes hacer y en qué orden. Ánimo.

Todos sus consejos parecen correctos, incluido el enlace al formulario único que permite, con un solo papel (firmado por ambos, eso sí) reclamar la prestación de Seguridad Social de padre y madre.

IMPORTANTE: Para el DNI tuvimos un problemilla que os podéis ahorrar. El certificado literal de nacimiento del registro debe indicar que esa copia en concreto se emite a los efectos de sacarse el DNI. Si no aparece, no es un detalle trivial, os harán volver otro día… Lo malo es que puede que os pase como a nosotros, que no os valga ninguno de los certificados literales que os dieron al inscribir a la criatura. Lo bueno es que al menos en el registro de Pradillo la cosa va rápida y se puede obtener ese certificado en un par de horas.

Truco: Yo no necesité ir con Gafamamá a ningún trámite. Ni con el bebé. Sólo para sacarle el DNI tuvimos que llevarlo en persona.

Truco: Oigo a muchos papás decir que hay que ir de gira por las empresas para recoger los certificados. A mí me valió con los certificados que me enviaron escaneados y que imprimí en casa (a color, eso sí). Gracias a eso lo resolví todo por mail y sin tener que pisar mi empresa ni la de Gafamamá.

Ánimo que los papeleos son un rollo pero se supera.

Aviso a navegantes: NO os caséis en Collado Villalba

AnillosPara incautos que estén pensando dónde celebrar la boda… No lo hagáis en Collado “porque casan en sábado”. Y, si lo hacéis en otro pueblo de Madrid por el mismo motivo, enteraos muy bien de cómo funciona su registro civil. Nosotros hemos tenido que pasar dos noches a la intemperie y esperar casi dos años para tener nuestro libro de familia. Nada de eso te lo dice el Ayuntamiento, que sí te cobra felizmente sus tasas por casarte, ya que no estás empadronado allí, etc.

No os engaño, nuestra boda fue maravillosa y la finca donde la hicimos también. Pero hoy me dejaría de tonterías, firmaría un miércoles (o cuando me citen) en el juzgado y no me importaría que la ceremonia “grande” con todo el mundo y el vestido, etc., fuera una representación del matrimonio y no “la firma en sí”.

Eso sí, si os casáis en Collado en el Ayuntamiento (no desplazando a concejal a finca ni nada de eso) creo que os dan el libro de familia al momento y os ahorráis un paso, pero como necesitéis cualquier otro papel del registro civil, preparaos para noches al raso y un colapso tercermundista.

Si ya os veis atrapados en una historia similar, tengo que decir que alguna orientación para salir del atolladero la conseguimos en http://fororegistrocivil.es/ donde incluso funcionarios de los propios registros resuelven dudas, y preguntando en otro registro civil (el de Pradillo, en mi caso) si uno tiene suerte de que el funcionario que le atienda se conozca bien los entresijos de cómo desbloquear madejas complicadas.

En nuestro caso todo ha terminado bien… Pero con más demora y quebraderos de cabeza de lo que era razonable. Lo dicho, tened mucho cuidado y si podéis elegid un sitio con un registro eficiente.

Por fin en casa

Lo que importa no es cómo se entra en un hospital, sino cómo se sale.

diehard2En nuestro caso, salimos siendo una familia de tres personas sanas. Agotados pero felices. En lo que a mí respecta, el día del parto terminó en ese momento. Fue un día largo, como ocho de los oficiales, porque el niño nació con un poco de fiebre y tuvo que quedarse en UCI hasta completar un tratamiento antibiótico.

No os voy a soltar esa mierda de “al final bien está lo que bien acaba”. Fue una semana dura. Sobre todo las primeras horas, sin saber bien qué pasaba, si el peque se quedaba ingresado o no, qué tenía exactamente… Cuando la cosa se fue aclarando y respondió bien al antibiótico, cada día fue un poco mejor que el anterior. Y Gafamamá aumentó aún más la admiración que ya sentía por ella. Fue una roca en todos los momentos en que debía serlo, en todos los momentos en que el niño necesitaba que estuviese allí.

Nadie quiere pensar en que le va a tocar estar en una UCI de neonatos, pero suele ser uno de los motivos para elegir/descartar hospital de parto. No os imagináis lo felices que somos de haberlo tenido en cuenta. UCI allí mismo, y buena. No tengo más que palabras de gratitud para todo el personal de la UCI neonatal del Hospital Sanitas La Moraleja.

Aunque cada caso es un mundo, aquí hay algunas lecciones que os pueden servir:

  1. Ya lo he dicho: dad a luz en un hospital que tenga UCI neonatal allí mismo. Y que tengáis buenas referencias de ella. Imaginad tener que tragar la misma noticia pero con el niño en un edificio diferente del de la madre. No os la juguéis.
  2. Mete crema de manos en tu equipaje para el hospital. Nuestra UCI nos permitía estar a los padres tanto como quisiéramos, lo que significa que estábamos allí casi a todas horas. Cada vez que entras y sales debes lavar y desinfectar tus manos. Al final del segundo día puedes tener, como yo, heridas abiertas en varios dedos y los nudillos en carne viva hasta el punto de que el siguiente lavado duela. Ten crema a mano y coge el hábito de echarte un poco cada vez que salgas de la UCI.
  3. Piensa sólo en la próxima cosa que tengas que hacer. Como mucho, en la próxima toma. No hay mañana. No hay “la semana que viene tengo que”. Piensa en corto plazo y lo menos posible.
  4. Sé un animal. Come cuando toque, aunque no tengas hambre (un buen truco es comer poco pero cinco veces al día, como los niños). Y si tienes hambre, también. Necesitas fuerzas y no sabes cuándo podrás volver a comer con calma (o sin ella). Mantente hidratado. Duerme cuando tengas ocasión. Si te derrumbas de agotamiento, generas un problema más.
  5. Sobre los alimentos, recuerda que algunos son ansiolíticos naturales. El chocolate, por ejemplo. Y algunas frutas.
  6. Ayuda a la madre. Haz que coma cuando debe. Haz que beba. Haz que descanse. Ella está pasando por lo mismo que tú y además está convaleciente de un parto.
  7. Da por hecho que no lo harás bien. Nadie ensaya para esto. A nadie le sale bien. Habrá momentos en que no cumplirás tus propios consejos, en que te equivocarás, en que te derrumbarás. Perdónatelo por anticipado.
  8. Sé consciente de que no estás al 100%. Estás maldormido y sometido a estrés. En mi caso, ser consciente de esto fue un factor para decidir a qué horas iríamos a casa y a qué horas de la mañana volveríamos al hospital. Escogimos un horario en que sabía que no habría tráfico. Un atasco puede añadirte nervios (como si te hiciera falta) y quitarte tiempo de ver a tu hijo. Además, no tienes los mismos reflejos que en condiciones normales de conducción. Personalmente, aparcaba a las 6:00-6:30 ante el hospital.
  9. Sé sincero con los demás. Lo más probable es que no te dé tiempo de avisar del nacimiento ni de atender a todo el mundo ni de recibir visitas (estarás o viendo al niño o durmiendo/comiendo). Dilo sin complejos. El que te quiera lo entenderá. El que no, no merece tu tiempo.
  10. El móvil que no se está usando se está cargando, sobre todo de noche. En la UCI tienen tu teléfono y estos son los últimos días en los que quieres quedarte incomunicado.
  11. Ten siempre monedas a mano, guarda el cambio y atesóralo. A según qué horas, la máquina de vending es lo único que está abierto para calentar el estómago con un café o sacar (a ti o a la madre) algo de comer o beber.
  12. …Añadiría que no pienses en el tiempo que falta para el alta, sino que cuentes el que ya has dejado atrás, recordando que esas horas ya no tienes que volver a pasarlas. Pero es un consejo que sólo sirve si te ocurre que, como a nosotros, tienes una fecha probable de alta muy clara. Soy consciente de que en eso fuimos afortunados.

Del hospital en sí tengo poco que decir. Trato amable de todos los profesionales del parto, buenas instalaciones, cafetería cara y de calidad regular-mala, como es de esperar en un hospital (aunque el desayuno es aceptable y café con leche, no sé por qué, me pareció muy bueno).

Tuvimos suerte, dentro de todo. El niño nunca estuvo grave, nunca temimos por su supervivencia, etc. Si te ocurre y tienes una suerte parecida, cada bebé que veas marcharse será como una promesa de que tu propia alta se acerca, de que de allí se sale. Y tus primeras horas con tu niño siguen siendo tan especiales que te verás sonriendo y quizá hasta soltando una carcajada, aunque las primeras horas o días lo hubieses pensado imposible en un sitio así. También terminarás viéndole las ventajas: la ayuda de las enfermeras fue muy importante para instaurar la lactancia con nuestro bollito y de algún modo tuvimos un curso acelerado de cómo cogerle/cambiarle/cuidarle y de a qué signos hacer caso y a cuáles no.

Espero que nunca os toque. Si os toca, pensad sólo en lo que os he puesto al principio: no importa si se entra ni cómo se entra. Importa cómo se sale.

Cuaderno de bitácora de papi – Semana 38

ANTECEDENTES INMEDIATOS

Mucha ilusión ante la cuenta atrás final. Ahí andamos… Carrito de Ikea montado, nueva sillita de coche (esta con Isofix) encargada, todo listo. He colocado una silla Grupo 0 prestada por Mamámedusi por si el niño se presenta “ya de ya”. Y he intentado colocar los espejos de Ikea en el cuarto del bollito. Digo “intentado” porque según escribo estas líneas me dispongo a esperar la factura de un amable fontanero de urgencias. Ikea, no tiene freno tu maldad. Tú me empujas a hacer taladros cuando ni siquiera me siento seguro cambiando las pilas del mando a distancia. Al final, he hecho diana en plena tubería del agua caliente.

Gafamamá ha señalado jocosamente que la estaba alarmando cuando me ha visto correr por el pasillo. Le ha hecho menos gracias recibir la noticia de que había cortado el gas y el agua ante la posibilidad de ver la habitación del niño empujada a una decoración de tema náutico.

(Pausa para recuperar el aliento tras la factura).

En fin, hemos llamado a las 12:20 y a las 15:22 tenemos todo arreglado y nos bajamos a comer algo.

Ea, a seguir esperando…

DATOS DEL RETOÑO (hasta donde sabemos)

  • Peso: Normal
  • Tamaño: Normal
  • Latido: Normal
  • Presencia de tres seises en alguna parte del cuerpo: No confirmada

DATOS DE LA MADRE

  • Contorno de barriga: Superlativo.
  • Antojos: Estables
  • Moral: Buena
  • Irritabilidad: Baja
  • Grado de somnolencia: Bajo, casi lo mejor de todo el embarazo

DATOS DEL PADRE

  • Moral: Regustos de Kafka con notas afrutadas
  • Instinto Homicida: Estabilizado (dormir hace maravillas)
  • Grado de somnolencia: Aceptable
  • Sesiones de gimnasio cumplidas vs objetivo: 1 de 3

ESTADO DE LOS PREPARATIVOS

  • Cuna montada: Sí
  • Compra de LoMínimoImprescindible completada: Sí
  • Hospital de parto decidido: Sí
  • Agua hirviendo: Lista
  • Toallas limpias: A montones