Los problemas de los demás con el tema de la teta

lactation-161049-mHe pensado varias veces cómo titular esta entrada, inspirada totalmente por el post “Cosas que no quiero oír cuando amamanto” publicado en el blog de Baby Center. El título de @SoyNormaMora en su post me parece más que acertado. Pero, además de no copiarme, quería darle una vuelta. Y es que amamantar a tu hijo no debería ser motivo de burla, rechazo o diana para “consejos no solicitados”. Yo aún no tengo la experiencia, pero quiero tenerla y cuando lo haga, me gustaría no encontrarme con frases como las que vemos en el post: “¿Te vas a destapar aquí en la calle?”, “¿No está ya demasiado grande como para que le sigas dando el pecho?” u otras que he oído/leído en otras ocasiones del tipo: “Tu leche no le alimenta”, “Eso es muy esclavo, yo que tú me pasaba al biberón”, “¿Por qué no te vas a otro lugar más escondido para darle de comer?”.

No sé cómo se me dará el asunto. Pero, si se me da bien, puede ser que yo misma me vaya a otra habitación para estar a solas, o puede que no; puede que al principio me cueste y el peque no coja lo que debería, o puede que no; puede que consiga una lactancia exitosa más allá de los 6 meses, o puede que no.

La lactancia, como otras tantas cosas en el embarazo y la maternidad, debería respetarse y dejarse totalmente en manos de quienes son responsables del asunto: los padres y, si me apuras, solo la madre.

Madres y padres de la blogosfera ¿os habéis sentido identificados con algunas de estas frases?, ¿habéis llegado a abandonar la lactancia por sentiros excluidos o poco cómodos?, ¿os habéis sentido animados a practicar la lactancia más allá de las recomendaciones del propio pediatra?

 

Anuncios

13 comentarios en “Los problemas de los demás con el tema de la teta

  1. Cuánta razón tienes! Yo he vivido en mis carnes la experiencia y te puedo decir que acabé hasta arriba de consejos no solicitados. Como tu bien dices, no es asunto de nadie cómo decides tú alimentar a tu bebé, ni dónde, ni cuando. Pero es que hay gente que no se sabe estar callada y tú tienes que intentar hacer oídos sordos a las tonterías que te dicen.
    Un beso y buen fin de semana!

    • Pues sí, habrá que hacer oídos sordos porque me guste o no, seguro que algo nos tocará escuchar… pero bueno, trataremos de gestionarlo lo mejor posible. Muchos besos!

  2. Yo reconozco que no me llegaron muchos comentarios de este tipo, alguno hubo, pero peor para quién me dio el consejito que se llevo mi mas borde contestación (y puedo ser bastante borde)
    Habrá veces que seas tú quién prefieras apartarte, pero cuándo no te apetezca… chica, al que no le guste que no mire.

    • Eso mismo! Si es que no sé cómo va a ser en la realidad porque nunca he vivido esa situación. Pero me conozco y creo que al principio me dará hasta pudor a mí misma… aunque posiblemente cambie de criterio cuando lleve un tiempo 🙂

  3. Pues yo como tu, aun no tengo la experiencia pero he oído a mi alrededor comentarios de mi círculo cercano respecto a la teta que me ha parecido que volvemos a la edad media. Que si en público es muy violento ver a una madre dar de mamar…y cosas así como las que tu dices.
    Igual luego soy de las que me voy a solas con mi hijo para hacerlo pero como dices es siempre una decisión personal, dar de mamar no tiene porqué ocultarse, no es nada de lo que avergonzarse y la forma sólo la eligen los padres. Decidan lo que decidan, incluso en el caso de que no quieran dar lactancia materna y poten por lactancia artificial.
    Un saludo!!

    • Cierto! Y creo que es extensible a otros temas, no solo a la lactancia: Cómo le vistes, cada cuánto le cambias, cómo le pones para dormir… jejeje 🙂 Buen domingo!

  4. Creo que cuando eres madre tanto para este tema como para cualquier otro, siempre tienes a la típica/o que se cree con derecho a opinar, y que se cree que tu quieres oir sus historias, vamos que te las cuentan aunque no se lo pidas.
    Mi consejo: pasa de comentarios (hasta de los que yo te daré, jeje) y haz lo que creas conveniente

  5. Yo sólo me he sentido incómoda dando el pecho cuando la gente me pone la cabeza encima de la teta, porque una cosa es no ser vergonzosa y otra que parezca que las visitas vienen también para se amamantadas. Al principio sí notaba que la gente cercana me esquivaba un poco cuando me sacaba la teta, pero después de 4 meses de airearla sin vergüenza ya nadie se espanta. Ahora, eso de reducir la lactancia por lo que piensen otros ¡ni se te ocurra! A mí la pediatra me ha dicho que de momento ya le parece bien que siga sólo con lactancia exclusiva hasta los 6 meses. Y a partir de ahí ¡a ver lo que aguantamos!

    • Madre mía, es que eso de que metan la cabeza cuando estás en pleno momento… me parece muy heavy. Pero sí, lo he visto con mis propios ojos y no parece nada agradable para ninguno de los protagonistas: bebé y mamá. He visto cómo ambos se han apartado a otro cuarto para tener intimidad y les han seguido detrás… ains, qué pereza!
      Poder mantener la lactancia exclusiva hasta los 6 meses sería genial. A ver qué tal se nos da. ¡Muchos besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s