Cuaderno de bitácora de papi – Semana 24

3419940397_a77b4b9854_m

ANTECEDENTES INMEDIATOS

Tras sobrevivir a duras penas a la primera fase de la Operación Nido, rematamos adentrándonos en Finde Ikea, una aventura que nos atrapó todo un sábado. Merecerá explicaciones aparte. Digamos que ha sido como hojear unas galeradas del Necronomicón.  Terminamos la semana expectantes tras realizarse Gafamami los análisis del segundo trimestre. Confiamos en que todo siga bien y no aparezca ninguna diabetes gestacional ni nada que nos complique.

DATOS DEL RETOÑO (hasta donde sabemos)

  • Peso: Normal
  • Tamaño: Normal
  • Latido: Normal
  • Presencia de tres seises en alguna parte del cuerpo: No confirmada

DATOS DE LA MADRE

  • Contorno de barriga: Esta vez no hemos medido
  • Antojos: Casi desaparecidos por completo, aunque estuvimos a punto de comprar 1 kg de fresas sin saber qué hacer con ellas
  • Moral: Variable-sensible
  • Irritabilidad: Baja
  • Grado de somnolencia: Medio, con ocasionales rachas de Ya-No-Estoy-En-Este-Cuerpo.

DATOS DEL PADRE

  • Moral: Entre Schopenhauer y uno de los Conejitos Suicidas
  • Instinto Homicida: Disparar por la ventana empieza a parecer un hobby aceptable
  • Grado de somnolencia: Medio
  • Sesiones de gimnasio cumplidas vs objetivo: 3 de 3

ESTADO DE LOS PREPARATIVOS

  • Cuna montada: No
  • Compra de LoMínimoImprescindible completada: No
  • Hospital de parto decidido: No
  • Agua hirviendo: No
  • Toallas limpias: No
Anuncios

5 comentarios en “Cuaderno de bitácora de papi – Semana 24

  1. Dos preguntas: el kilo de fresas le apetecian a gafamama o a gafapapa? Y el instinto asesino de gafapapa de disparar por la ventana a que se debe? Podiais darnos la direccion de vuestra morada para no pasar por vuestra calle?
    Un besete salaos!

    • Las fresas fueron capricho mío, pero no te creas que Gafapapá puso mucha resistencia… Jejeje! No preocuparse por los disparos. Que yo sepa no tiene ningún arma en casa, así que es inofensivo 🙂
      ¡Muchos besos!

  2. De los antojos por ahora sólo anoto los de la madre: los míos siguen estables. El instinto homicida va y viene y no siempre obedece a un motivo. Pero Ikea siempre ayuda a que las voces pidan sacrificios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s